fbpx
Artículos

Impresión 3D y salud, el camino hacia el futuro

Impresión 3D y salud, el camino hacia el futuro

La Impresión 3D es uno de los avances más revolucionarios de los últimos tiempos, sobre todo si tenemos en cuenta las múltiples posibilidades que ofrecen para el área de la salud. 

A pesar de ser uno de los campos más trabajados, también es de los más desconocidos. El alcance y potencial de este tipo de tecnología está muy poco difundido.

En la actualidad, se la utiliza para crear prototipos, moldes o para personalizar componentes específicos. Además, gracias a estos avances pueden realizarse guías quirúrgicas, es decir, una especie de moldes con los cuales el cirujano puede guiarse durante una operación. 

Pero los avances que permite la impresión 3D en la salud van mucho más allá de esto. Vamos a conocer un poco más sobre este tema. 

Impresión 3D para la salud

La impresión 3D aplicada a la salud permite grandes avances, sobre todo en áreas más vulnerables, con poco presupuesto o en las etapas formativas. Veamos algunos ejemplos: 

Herramientas personalizadas

Al momento de hacer una cirugía, tanto los procedimientos como el material quirúrgico deben estar en sintonía con cada caso en particular. Esto lleva a que, en ocasiones, se requieran herramientas personalizadas. 

La Impresión 3D hace que el proceso de fabricación de estas piezas sea mucho más rápido y barato, dos variables fundamentales a la hora de trabajar en salud. Cuando un hospital cuenta con esta tecnología, es posible programar y preparar las piezas en el mismo día, tal y como el paciente las necesita.

El material que se utiliza para fabricar estos instrumentos es biocompatible, está esterilizado, es altamente resistente y al mismo tiempo flexible.

Impresión 3D para acceder a la salud en áreas de difícil acceso

Los equipos médicos que trabajan en zonas de riesgo o lugares a los que es en extremo difícil acceder usualmente deben adaptar su equipo para poder llegar a los pacientes. Esto a veces implica que el instrumental que pueden transportar es reducido, lo que limita las posibilidades de atención a los pacientes. 

Con esta tecnología se evita la necesidad de contar con un stock constante. Las piezas son fabricadas a medida que se necesitan, lo que además abarata costos de producción y almacenamiento.

El uso y fabricación generalizado de impresoras 3D permite proporcionar atención efectiva y a bajos costos a poblaciones vulnerables o aisladas que de otra manera no podrían acceder a estos avances. 

Personalización de prótesis y piezas

Otra manera en la que la Impresión 3D y la salud se relacionan íntimamente es en el mundo de las prótesis. Gracias a esta tecnología y con los materiales biocompatibles adecuados, se pueden realizar desde reemplazos de cadera hasta reconstrucciones de cráneos. 

Las posibilidades que ofrece la Impresión 3D para la salud son infinitas y los avances que se vienen también pueden democratizar el acceso a las prestaciones médicas necesarias.

Tal vez te interesa seguir leyendo sobre…

Artículos Relacionados

Cinco usos de la realidad virtual en el mundo de la medicina

Redacción

Salud Inteligente: Oportunidades y desafíos post Covid-19

Redacción

Medicina virtual: 5 beneficios que no podés perderte

Redacción