fbpx
Artículos

Cinco usos de la realidad virtual en el mundo de la medicina

5 usos de la realidad virtual en el mundo de la medicina. Fuente: Google.

Una de las tecnologías en las cuales el Machine Learning (ML) juega un rol importante es la realidad virtual. La realidad virtual es algo que vemos a menudo en las noticias como una forma de entretenimiento, con lanzamientos recientes en la plataforma Playstation que han incluido Star Trek: Bridge Crew y Batman: Arkham VR, juegos que ofrecen una experiencia de inmersión para los usuarios.

La clave principal, y lo que hace a la realidad virtual tan especial es que altera nuestra percepción del mundo, como lo ha explicado el psicólogo Carlos Salas en la Jornada Familia 4.0 en Madrid.

Salas comentó “con la realidad virtual tenemos una realidad diferente y percibimos diferente, por lo tanto, percibimos diferente, pensamos diferente, sentimos diferente”.

Teniendo en cuenta esta explicación debemos comprender las distintas ventajas que presupone la realidad virtual en el mundo de la medicina.

Entrenamiento para doctores

La realidad virtual permite a los doctores entrenar procedimientos complejos a través de observaciones y videos. De esta forma estarán más preparados para llevar adelante una cirugía en la cual tendrán una sola oportunidad. Con la realidad virtual, es posible practicar un procedimiento una y otra vez hasta que se logre hacer con éxito.

Fisioterapia

Otra aplicación medica de realidad virtual es la fisioterapia, el área de la medicina relacionada a recuperar la movilidad y la función del cuerpo. Esto normalmente involucra un proceso largo y repetitivo, haciendo el mismo movimiento una y otra vez (como levantar un brazo) para volver a entrenar los músculos. La realidad virtual (de los tipos inmersivo y no inmersivo) puede ayudar en esto al incluir estos movimientos en entornos de la vida real e incluso en juegos.

Esta aplicación es particularmente útil para víctimas de accidentes cerebrovasculares, que a menudo luchan con las actividades diarias, como el uso de cubiertos.

Tratamiento para miedos y fobias

Una de las aplicaciones más utilizadas de esta tecnología es abordar fobias como miedo a las alturas o a la obscuridad. Tradicionalmente, la desensibilización sistemática (también conocida como terapia de exposición gradual) se ha utilizado con éxito. Esto implica introducir gradualmente a un individuo al miedo en un entorno de control. La realidad virtual entra en su elemento aquí, ya que las simulaciones se pueden controlar con precisión. Este uso no se limita a fobias, sino que también puede ayudar a las personas que sufren de trastorno de estrés postraumático.

Superar la adicción

La realidad virtual también se puede utilizar para combatir adicciones. Una de las formas para conseguir esto es colocando a una persona (con adicción al alcohol, por ejemplo) en situaciones virtuales donde exista esta tentación de fumar o beber, y así entrenarlos a rechazarla. Esta forma de tratamiento utiliza la teoría de la “reacción de localización”, que es la práctica que mide la reacción de alguien a un desencadenante que ha sido intencionalmente causado (por ejemplo, que se le ofrezca un trago virtual).

Meditación para dolor y ansiedad

En este sentido, la realidad virtual crea una nueva percepción del mundo que inevitablemente puede distraer al usuario de lo que está sucediendo en el mundo “real”. Esto puede usarse como una alternativa a la anestesia durante operaciones dolorosas (por ejemplo, víctimas de quemaduras) y también para combatir el “dolor fantasma” (que surge cuando las personas pierden extremidades).

En la Universidad de Washington, las investigaciones han demostrado que los pacientes que juegan SnowWorld, un juego de realidad virtual, informaron sentir hasta “un 50% menos de dolor que los pacientes que no lo juegan”. Similar a esto, la aplicación DEEP para Oculus Rift ayuda a las personas a lograr una respiración meditativa que puede reducir la ansiedad.

En conclusión, las aplicaciones de realidad virtual son variadas y muchas áreas de la medicina pueden beneficiarse. La tecnología sigue avanzando y esto permite mejorar los tratamientos para los pacientes.

Artículos Relacionados

Nuevas tecnologías y diabetes: ¿cuáles son los últimos avances?

Redacción

Perú y Ecuador: la Primera Red de Telemedicina Internacional

Redacción

Gestión de Calidad de la Salud: Cinco Características Claves

Redacción